miércoles, 6 de mayo de 2009

Hola Sherpa...soy Carola.

Ahí va la respuesta recibida a nuestro artículo: "Carola se va a enfadar"

"Estimado Sherpa, Gurus Mundi y el resto de profesionales que trabajáis en vuestro Family Office, primero de todo muchas gracias por no poner mi nombre verdadero (Carola También me gusta), en segundo lugar si os dijera que no me he enfadado os mentiría, la verdad es que me ha sabido bastante mal como ya le he comentado por teléfono a "Sherpa".

Al leer el artículo ya me puse roja como un tomate porque enseguida me di cuenta de que Carola era yo. "Sherpa" y yo lo hemos hablado un millón de veces y tenéis que comprenderlo. Yo no provengo de una familia de banqueros o grandes industriales como muchos de mis compañeros de carrera, tanto aquí en España como en EEUU. Mis padres han hecho verdaderos esfuerzos y sacrificios para darme una formación carísima, casi reservada a familias privilegiadas…y yo no puedo tirar todo eso por la borda, no puedo hacerle eso a mis padres, no lo entenderían.

Conoceros a vosotros ha significado para mí una fatalidad, el día que "Sherpa" me invitó a vuestras oficinas y os conocí a todos marcó un punto de inflexión en mi vida profesional. Hace mucho leí una sentencia, no recuerdo donde ni de quien, que decía algo así: “Justo cuando me aprendí todas las respuestas, me cambiaron todas las preguntas”.

Tenéis que comprender que darse una cuenta de esto a estas alturas es muy duro y decidirse a “salir del lado oscuro” como lo llama Sherpa es muy difícil y no creo que lo pueda hacer nunca. No soy la única, hay muchos compañeros de trabajo que piensan lo mismo que yo, muchos compañeros de trabajo que nos hemos visto agachándonos a coger un lápiz debajo de la mesa cuando hemos visto que entraba en el banco aquel cliente al que le convencimos para que invirtiera en aquel producto que resultó fatal, y nos hemos mirado avergonzados.

Todo esto no está bien y las cosas tienen que cambiar pero…..¿Cómo explicar esto a mis padres?...el disgusto que se llevarían….con lo que presumen de dónde trabaja su hija….tanto estudiar, tanto sacar buenas notas, tanto conseguir buenas becas….para acabar buscando un lápiz debajo de una mesa de diseño… Y el resto de compañeros en mi misma situación, con una familia, hijos pequeños y obligaciones económicas que no se pueden poner en peligro... Una progresión laboral conseguida con esfuerzo en los últimos años que no se puede echar por la borda a la ligera, y menos con la que está cayendo. Los comprendo perfectamente y sé que ellos a mí también.

No, no me alegro de haberos conocido, preferiría seguir pensando que no hay otra manera de hacer las cosas y creyendo a pies juntillas lo que nos dicen mis jefes: “lo peor ya ha pasado y ahora todo para arriba”, así podría continuar al teléfono captando dinero para el banco que para eso en definitiva es por lo que me pagan. Nadie debe olvidar eso.

Solo os pido que publiquéis esta carta en vuestro blog, es posible que alguien de mi entorno que conoce mi amistad con "Sherpa" me haya reconocido en vuestro artículo y quiero tener la posibilidad de explicarme.

Gracias.

PD.- En el banco hay muchos que os leen, muchos más de los que yo hubiera pensado antes de vuestro dichoso artículo.

"Carola".

6 comentarios:

César dijo...

Hola, Carola, "Sherpa" y demás:

Sigo este blog desde hace unas semanas y se me ocurre, Carola, que con que en tu banco actúes del modo más impecable posible, ya es suficiente. Es posible que ello te lleve en alguna ocasión a proponer otras posibilidades no entrevistas a alguno de tus jefes, o a mantener a veces con entregada suavidad postulados contrarios a los aceptados por la mayoría...

Por lo que cuentas y por cómo lo cuentas, si algún día has de dar algún paso, lo darás de la misma forma en que parece que una fruta madura "decide" desprenderse* del árbol para reposar más cerca de la tierra y poder liberar en este medio sus semillas, de una forma totalmente natural y a su debido tiempo.

Es cierto que conocer el "lado oscuro" de las cosas es una faena, pero también es el único modo de poder tomar decisiones más responsables (y que requieren más coraje, claro>). En fin, que te voy a decir que tú ya no sepas.

*Con las condiciones oportunas, el árbol segrega entre el peciolo y la rama una sustancia (el ácido abscísico) que hace que la fruta se desprenda.

Un saludo

Gropi dijo...

Enero de 2008. -"Hola Carola, cómo va la vida, qué tal Fadrique, ¿consiguió batir su rédord de descensos del McKinley? (estaba en 8 en un día." -"Pozí, mira, ha venido contentísimo pero hecho polvo, una semana esquiando en Alaska es un palizón. Bueno Higinio, al grano, que no quiero entretenerte. Ya sabes que vence ahora lo de Nomura y tengo un par de opciones fantásticas para vosotros." -"Carola, querida, yo no es que esté muy al tanto, ya sabes que estoy destripando terrones todo el día, pero cuando dejo el azadón y miro el internet sólo veo nubarrones negrísimos, confiamos en tí, tú sí que sabes, lo que nos digas estará bien. Sólo recuerda que te hemos confiado el dinero que nos garantiza tranquilidad, recuerda que no arriesgamos, eso es sagrado." -"Nada Higinio, no te preocupes, tenemos ahora un asunto buenísimo, seguro 1000x100, garantizado, no lo comentes mucho, no puedo ir haciendo estos favores a todo el mundo, pero en pago por vuestra confianza, y caray, porque me caéis tan bien y sóis tan majos, os ofrezco unos bonos fetén, con una rentabilidad asegurada discretita pero por encima de un IPF. Una bicoca. Os pasáis la semana que viene, me firmáis la orden, y vosotros a lo vuestro, a seguir con eso de los terrones, que no sé lo que es pero suena muy glamuroso, que envidia me dáis."
Septiembre 2008. -"Higinio, hola, soy Carola". -"Hombre Carola, tiempo sin saber de ti, ¿qué me cuentas? Vaya desastre lo de Lehman, ¿eh?, hay que ver, dónde vamos a llegar." -" Pues sí Higinio, un verdadero desastre, precisamente quería comentarte al respecto que la quiebra de LB os afecta directamente, y por vuestra mala cabeza, avaricia y desatención de vuestros asuntos habéis perdido TODO." -"Ah, que contrariedad, cáspita, vaya faena." -"Sí Higinio, una lástima, tanto destripar terrones para acabar con una mano delante y otra detrás, pero bueno, seguro que todo va a ir bien. Además, el Banco os apoya mucho mucho mucho, entiende por lo que esto supone y está pensando en buscaros unos abogados bien caros para que defiendan vuestros intereses. No está claro quién correrá con las maximinutas, pero eso no es lo importante ahora. A ver si la próxima vez prestáis más atención, tontines, que hay que estar con mil ojos y no centrarse sólo en destripar terrones. Y perdona pero ahora tengo que dejarte, llevo toda la mañana buscando un lápiz y voy a seguir buscando, que no están los tiempos para perder lápices."

Así ha ocurrido. Después pasaron más cosas, y aún pasarán más. La argumentación de Carola es simplemente impresentable, y si las consecuencias no fueran tan graves, tantos los perjuicios, servirían para desternillarse a su costa, pero ya no queda margen para la risa. No sólo Carola tiene padres ni sólo ella es hija. Los colegios, las hipotecas, los recibos de los suministros, hay gente que tiene todas esos compromisos sin haber jodido la vida a nadie.

Gurús Mundi dijo...

César, creo que tienen mucho sentido tus palabras. Y que "Carola" sabrá agradecerlas.

Gropi, no te falta razón, pero sé que es injusto y algo cruel pensar que su historia es esa. Probablemente tenga algo parecido pero no obstante es obvio que sufre y su conciencia sabe que su actuación no fue buena. Lo peor es que probablemente nadie tendría remordimientos por su actuación si las inversiones no hubieran salido tan mal. Y sin embargo el hecho habría sido exactamente el mismo, un asesoramiento interesado y poco honesto.

Salud y €.

Gropi dijo...

honradez: Rectitud de ánimo, integridad en el obrar. La presencia más leve de algo similar, combinada con cierta pericia (sin exagerar) habría garantizado otro destino a los depósitos confiados a la banca privada. Por lo menos ya sabemos donde estamos todos. Ayer leí una noticia: cajamadrid va a colocar 2000 MM en preferentes. Como los institucionales no se dejan, lo hará a través de su red. Está publicado y hasta yo me he enterado. Y lo van a hacer. El problema no es Carola, siempre habrá carolas. ¿A quien hay que cargarse?

MidNight dijo...

Buenas...

Efectivamente, esta es una moneda con muchas caras. Por un lado está la perversión que se crea cuando "hay que cumplir unos objetivos" que marca un superior que no estará allí para recibir de vuelta las lindezas del cliente; y si no llegas al objetivo, te pulen el lomo a base de bien. Luego, si eres reincidente, ya sabes lo que hay: la calle, que otro habrá que esté dispuesto a vender a su madre, y además por menos que tú... No soy banquero (o bancario, o como se diga) pero intuyo que funcionará así. Creo que lo que Carola expresa de algún modo con "defraudar a sus padres", y "con lo que cuesta llegar", no es sino una variante de esa idea, de sentirse de algún modo prisionero...

Por otro, está el creerse lo que marquen los superiores a pies juntillas, al más puro estilo militar. Esa parte, bajo mi punto de vista, no es justificable. Eso sí, intuyo que ha que ser inmensamente difícil vender productos, y menos esos tan divertidos, sin hacerlo y planteándose si es éticamente correcto.

Un tercer punto sería el uso del raciocinio por parte del cliente. Como tal, para no caer en la celada, el cerebro es el único arma que puedo anteponer ante la posibilidad de que, consciente o inconscientemente, me engañen con una cierta inversión. No es culpa ya de los/as Carolos/as del mundo si yo entro al trapo. Y menos si lo hago sin parar, pensar y meditar en qué me voy a meter. Esa parte de culpa es sólo mía.

Y por último, la cuarta pata. Todos, en mayor o menor medida, solemos babear, bien de admiración, bien de envidia (o de ambas) cuando vemos en la tele a los botines, gonzáleces y demás personajillos muy ricos y más poderosos. No se nos olvide que, en primera y última instancia, son ellos los instigadores del tema y, por tanto, bajo mi punto de vista, los que más cacho tienen en este reparto de culpas.

Un saludo a todos, y un abrazo para Carola.

P.D.: Sherpa, ¡qué jodío...! Mira que traicionar el secreto banquero/colega, jeje...

Chesus dijo...

Con bastante retraso, pero no puedo sustraerme a la tentación de comentarle a "Carola" que todo lo que le pasa tiene que ver con el miedo que tiene: a los padres, a perder su estatus, a ser descubierta en su verdadera identidad, a salir del lado oscuro, etc. Si no solucionas ese miedo de base, es muy probable que tus eventuales y futuros clientes hayan de correr bastante riesgo (sin saberlo) dejándose "asesorar" por ti. Pero, date cuenta, ¡aún puedes elegir vivir sin miedo!