jueves, 1 de enero de 2009

Morirse aquí o allá.

Lo prometido es deuda, y ahí va nuestro testimonio sobre el agravio comparativo existente entre diversas comunidades autónomas sobre el impuesto de sucesiones, siendo Extremadura y Cataluña las más perjudicadas respecto a otras mucho más beneficiadas como Madrid, Euskadi, Valencia, Navarra, etc. Las deslocalizaciones fiscales estarán a la orden del día mientras las diferencias sean cuantiosas. La diferencia es abismal y desde aquí nos unimos humildemente a la reclamación promovida por Putabolsa.

http://www.tv3.cat/videos/913359