sábado, 18 de octubre de 2008

"Grandes Mentiras" 1ª Parte

“Relanzar la oferta de Crédito”... así reza una de los objetivos señalados por el secretario de Tesoro Americano Henry Paulson, y ampliamente avalado por distintos expertos y analistas.

La situación se parece cada vez mas a un conjuro desesperado de políticos (de ambos bandos) completamente superados por la situación, y que niegan la evidencia : la mayor burbuja de crédito de la historia está desmoronándose, y ninguno de sus estímulos es ya capaz de invertir el proceso.

A un mes de las elecciones presidenciales en USA, estos políticos ni tan solo parecen ser capaces ni tener medios para mantener altos los mercados financieros unas semanas.
Analicemos un poco como está el endeudamiento americano con los últimos datos disponibles (2º Trimestre 2008)

La deuda total de los E.E.U.U. ha alcanzado 51.019 millardos de $, el ratio Deuda Total Vs. P.I.B. ha por lo tanto pasado de 343% en 2007 a 357% en 2008 (2º Trimestre).

Esta cifra representa 167.000,--$ por cada ciudadano americano, o 690,000 por un hogar estándar (pareja con dos hijos).... Este ratio es superior en mas del doble de la cifra alcanzada al final del año 1929.

Si la recesión hace caer al P.I.B. de manera importante (Hipótesis según mi parecer bastante realista), este ratio seguirá aumentando, como en los años 1931-1932 aún cuando el endeudamiento total empiece a contraerse (divisor menor(PIB) = ratio mayor); No debe sorprendernos ver ratios superiores a 400% o 450% en los años venideros.

A pesar de esto, los dirigentes americanos (ya sean demócratas o republicanos) esperan aún en su conjunto, poder “relanzar el crédito” y ver a la economía retomar su empuje como si nada hubiera pasado solo después de dos o tres meses de una “mild recession”.

No es una crítica en particular hacia los dirigentes norteamericanos, ya que sus homólogos europeos mantienen globalmente el mismo discurso surrealista en las circunstancias actuales actuales : ¡¡¡relanzar el crédito!!!.

La verdad es que está burbuja es la mayor de toda la historia, que aumenta continuamente desde el principio de la década de los 80 en los E.E.U.U. (exactamente desde 1981, es decir, justo después del final del periodo inflacionista de los años 70); vista la amplitud excepcional de esta fase de expansión, (26 años) no debemos esperar ver los actuales problemas realmente arreglados antes de al menos diez años.

Esto no significa 10 o 15 años de recesión y crisis intensa (2 ó 4 años parece lo posible). Pero sin duda, no volveremos a encontrar cimientos sanos y un nuevo ciclo de crecimiento a largo término (comparable al periodo 1945-1981) antes de al menos 10 o 15 años (para la mayoría de países desarrollados afectados por la burbuja de crédito en todo caso).