lunes, 21 de enero de 2008

Una crisis aún mal evaluada.....

Las recientes declaraciones de Bernanke y del presidente George W. Bush marcan una nueva etapa en la crisis que golpea los estados unidos y que empieza a afectar a europa.
Durante el año 2006, y buena parte del 2007, los dirigentes americanos negaban la existencia de cualquier crisis de crédito, el problema no existía, según ellos la economía era robusta, los fundamentales sólidos, los beneficios de las acciones florecían, y los riesgos estaban perfectamente controlados.

Ahora, frente a la deterioración cada vez mas rápida de las condiciones, se han visto obligados de reconocer la existencia de un serio problema.

Bernanke, con una frase que casi pasa desapercibida, reconoce la impotencia de la FED para resolver el problema :
“Ayudas fiscales y monetarias conjuntas podrían constituir un mejor soporte que las decisiones monetarias por si solas”


No deja de ser una forma diplomática de anunciar que la FED y sus bajas de tipos no podrán hacer gran cosa, (cosa que ya nos temíamos anteriormente), y le ha pasado la “patata caliente” al presidente Bush sugiriendo la necesidad de un plan de urgencia. Este no se ha hecho esperar y propone un plan de 145.000 millones de $, basado en deducciones fiscales para los hogares y sociedades.

Así pues, entramos ahora en un periodo en el que los dirigentes y expertos reconocen el problema, pero aún rechazan ver su verdadera naturaleza, las diversas denominaciones son reveladoras de su incomprensión del fenómeno : “crisis bancaria”, “crisis subprime”, “crisis financiera”, etc.

Puesto que para ellos no es mas que una crisis subprime, entonces efectivamente comprendemos que el problema nos les parezca tan grave; en el peor de los casos 400.000 ó 500.000 millones de pérdidas a compensar en 3 años, o 150.000 millones por año. En este caso el plan Bush si que resultaría suficiente, después de todo 400.000 ó 500.000 millones de déficit presupuestario solo aumentarían el ratio deuda púlica/PIB de los E.E.U.U. de un 3% en tres años, lo cual no es alarmante (de hecho podría incluso verse compensado parcialmente con el anunciado repliegue de las tropas de Irak).

De este erróneo análisis inicial se llega a erróneas conclusiones: el crecimiento tendría dificultades al inicio del 2008, o durante todo el 2008 en el peor de los casos, y una vez el problema subprime resuelto, todo continuaría como antes, como si se tratara de un gran “LTCM”, nombre del Hedge Fund que provocó una pequeña crisis financiera el año 1998.

Pero en realidad lo que observamos es una crisis de crédito y del consumo en el sentido mas amplio del término (crisis sistémica), es decir que el sistema basado en una expansión del crédito de 4 Billones (con B) de $/año y con una tasa de ahorro de los hogares cero, está muriéndose.

Así pues tenemos un problema de 4 Billones de $/ año en lugar de los 145.000 millones que ofrece Bush, y aún mas si el crédito se contrae, esta situación sobrepasa los medios de actuación de Bush o de la FED.
Después de un mínimo de reflexión, quién puede creer que los créditos volverán a los niveles de crecimiento anterior sin el apoyo del alza inmobiliaria, sin el soporte de los créditos de riesgo y en un entorno en el que cada $ de fondos propios perdidos por los bancos por depreciación de activos de alto riesgo disminuye de 10$ la capacidad de estos bancos de generar nuevos prestamos?

Algunos datos sobre la economia para concluir :

Las pérdidas de los bancos oficialmente reconocidas hasta el momento suman ya mas de 100.000 millones de $ según david Gaffen del Wall Street Journal, no está mal para empezar.
Las nuevas construcciones han descendido un 14% en un mes y un 38% en un año. Gráficamente, este descenso recuerda al de 1975 (en velocidad y amplitud), pero podría superarlo.



El indice Philly Fed ha caído fuertemente en enero, hasta debajo del umbral de los -20.
Este umbral no se había alcanzado desde la recesión del 2001 y en el pasado (desde 1970) a menudo ha indicado las recesiones. No es un indicador de anticipación, cuando el indice ha superado este umbral de -20, la economía ya estaba en recesión o a punto de entrar en ella.