lunes, 22 de octubre de 2007

Frenazo de tipos. Inversión a largo en un escenario de verdaderas oportunidades.

Las previsiones siempre son fáciles de realizar pero muy difíciles de acertar. Ya he comentado repetidas veces que la especulación en divisas es la madre de todas las especulaciones. Pero de la misma manera también me atrevería a decir que especular respecto a la evolución de los tipos de interés es una de las apuestas o especulaciones más previsible de las que podemos realizar en todo el panorama del escenario económico.

No obstante, el momento actual vivido a partir de este verano por la crisis global de crédito, ha añadido una gran incertidumbre en esta materia. El rally alcista de tipos tanto de $ como de € se ha visto truncado insospechadamente por la grave inestabilización del mercado hipotecario norteamericano. El temor a que la burbuja de crédito titulizado globalmente pueda estallar ha obligado a un radical cambio de rumbo en el ciclo alcista de tipos de las dos monedas de referencia mundial.

El Servicio de Estudios del BBVA advierte según anuncia Expansión que dentro de tan sólo un año podemos ver el Euribor al 3,9% contrastando con el 4,725 actual.

Si como decíamos al principio la especulación en divisas es la madre de las especulaciones, la de tipos de interés podría ser la menor de sus hijas. Por lo tanto ¿cómo podríamos sacar algún beneficio de este mayor nivel de predictibilidad? Una opción lógica sería posicionarnos en renta fija a medio o largo plazo, abandonando la estrategia contraria que ha sido recomendable durante el reciente tramo alcista de tipos que hemos vivido. No estamos diciendo que se abandone la RV en favor de la RF sino que nos planteemos un cambio en la estrategia del horizonte de inversión de esta última.

Parece razonable que si los efectos negativos de la crisis de crédito van a prolongarse en el tiempo debido a la implicación de hipotecas titulizadas a medio y largo plazo, también podamos esperar un escenario de tipos flat a medio o incluso algo bajistas a corto. El fantasma de la inflación tan temido por todos los organismos oficiales en tiempos de bonanza, pasa a ser un mal menor en épocas de crisis mayores como la actual de crédito y liquidez del sistema. O sea que el fantasma no asusta tanto al lado de un Alien, y es mejor un repunte de la inflación que un colapso del Sistema. No obstante ya dejamos clara nuestra opinión acerca de la posibilidad de que esta crisis se llevara por delante el Sistema a pesar de los pánicos irresponsables. Podéis releer a toro pasado (no todos los textos aguantan este ejercicio) los artículos que escribimos en pleno clímax de la crisis allá por el mes de agosto: Oportunidad histórica o colapso económico global (I), también la segunda parte y (II), o No news, bad news...good opportunities.

Un frenazo en los tipos mejora las expectativas de superación de la crisis y hace aún más atractiva la inversión en RF, prestando nuestro dinero preferentemente a empresas solventes y alejadas del sector financiero, aunque también podemos asumir un riesgo mayor y encontrar verdaderas gangas dentro del sector, como se planteó en su momento Buffett. Pero no cabe duda de que la crisis de confianza nos deja auténticas perlas con rendimientos que aún brillan más con un frenazo de tipos.

1 comentario:

Hipoteca multidivisa dijo...

Excelente artículo sobre la posible evolución de los tipos de interés. Todo parece que apunta a que el euribor se frene o lo frenen para evitar males mayores pero lo que indica el BBVA en su estudio creo que es masun deseo que una posiblidad. Veremos ese 3,90 mas a largo plazo. Lo que si parece también es que si baja el euribor, también se frenara la escalada de su tipo de cambio respecto a dolar y yens. Por tanto, ojo a quién se quiera endeduar ahora en yens.