miércoles, 31 de octubre de 2007

No es lo que tengo, es lo que soy.

Al leer el título, a muchos os vendrá a la mente el anuncio de nuestro actor mas internacional, Antonio Banderas, de una conocida marca de relojes. En el mismo, Antonio Banderas plantea una pregunta : “Qué es mas importante, tener fortuna o ser afortunado? “ y pasados unos segundos continúa : “A los que necesiten mas tiempo para contestar ya han contestado, este anuncio es para todos los demás”.
La verdad, cuando lo vi por primera vez, yo necesité un poco mas de tiempo que el ofrecido en el anuncio para contestar (dados los elevados costes publicitarios, entiendo que no ofrecieran mucho mas). Seguramente por mi naturaleza crítica, analicé detenidamente la pregunta antes de que mi mente se atreviera a devolver una respuesta.
El mensaje que pretende transmitir el anuncio es muy humanista, realzando la figura del Ser por encima del materialismo y seguramente a todos nos ha hecho dudar y reflexionar sobre nuestras prioridades en la vida.
Desgraciadamente, en la sociedad actual no hay demasiado lugar para la filosofía.
Evidentemente se trata de un spot publicitario cuya misión es provocar la venta del mayor número de relojes posible, dudo mucho que los productores, realizadores y demás se plantearan realmente el tema y se dieran cuenta de que la persona mas afortunada es aquella que tiene fortuna.
Profundizando aún mas diría que la persona mas afortunada es aquella que tiene o ha tenido la fortuna de poder trabajar o dedicar su vida en aquello que le gusta y disfruta, y le ha permitido amasar una fortuna.
video
Como culminación de este espiral, diría que es afortunado aquel que tiene la fortuna de tener su fortuna bien asesorada y blindada de forma que le permita disfrutarla y transmitirla a las generaciones venideras. (No es que esté vendiendo nuestro pescado, es que realmente nuestro pescado es ideal para un escenario de riqueza y felicidad).
La definición descrita en el párrafo anterior es probablemente la situación actual del Sr. Antonio Banderas quién es afortunado por tener la fortuna de trabajar en aquello que le gusta, que le ha permitido amasar una fortuna y tiene la fortuna de tener un Family Office que se la gestiona para su gozo y disfrute.
La respuesta a la pregunta del anuncio podría ser :

Soy lo que soy y tengo lo que tengo, es lo que hay.