domingo, 3 de junio de 2007

God Bless China. Póker descubierto.

Siempre debemos intentar encontrar una oportunidad en los momentos críticos de cualquier situación. No es fácil, pero la ocasión está ahí, sólo visible para algunos, aunque a veces tan sólo sea un espejismo contra el que nos estrellamos. El problema es que unas veces asumimos riesgos temerarios en determinados activos de nuestro patrimonio global, mientras que otras no exprimimos las oportunidades de correr riesgos controlados con la parte de nuestros activos expresamente diseñados para ello.
Mientras que la renta fija está destinada a blindar nuestro patrimonio y garantizar su crecimiento en el tiempo, las inversiones en renta variable deben cumplir a largo plazo la función de aumentar la velocidad de dicho crecimiento e incrementar la rentabilidad total. El peso que tendrá ese tipo de activos en nuestro portafolio patrimonial será distinto en cada caso, de acuerdo con el Plan Global de la Riqueza creado en base a nuestros objetivos vitales y nuestras circunstancias personales.
La coyuntura internacional nos ofrece periódicamente sobresaltos que debemos saber convertir en oportunidades interesantes, y es precisamente el momento de aprovecharlas con la parte de nuestro patrimonio específicamente diseñada para ello. Nuestras miradas hoy están fijas en el mercado chino, objeto de interés especial.
Seis días han sido suficientes para que Greenspan haya sido respaldado por el Gobierno de China y haya provocado una limpieza general necesaria en los mercados de dicho país. ¿Quién dijo que la burocracia comunista era lenta? El silogismo del ex-presidente de la FED era diáfano: 250% de subida del mercado de acciones chino en apenas año y medio, dan como resultado una "contracción dramática" inminente, según sus propias palabras. Además su propia predicción acelera el camino hacia dicho desplome, como el mejor Efecto Cluster. Efectivamente, el aumento del impuesto a operaciones sobre acciones desde 0'1 a 0'3% ha supuesto, además de un brutal ingreso para el estado, una reacción del mercado contundente, lógica, sana, y quién sabe si tan sólo incipiente. Pero analicemos un poco más la inversión estratégica en China:
La voluntad a menudo inescrutable del Partido Comunista de competir económicamente en un mundo capitalista con los mismísimos EE.UU., ha avalado la teoría generalizada de que es necesario rebajar la presión de la burbuja más grande del planeta y sanear así dicho mercado. También han accedido a dejar que el Yuán fluctúe hasta un generoso 0'3% respecto a una misteriosa cesta de divisas indefinida, a la vez que ya tenemos el dólar a 8'11. Es un comienzo significativo de lo que está dispuesta a hacer China a cambio de liderar la economía mundial. Sí, hemos dicho liderar y con diferencia, tiempo al tiempo.
Nos parece evidente que dicho imperio de facto no está dispuesto a romper la baraja con la que ya está jugando desde hace unos años aunque siga haciendo sus trampas. Quizás termine dentro de unos cuantos años aceptando las reglas del resto de jugadores, pero es innegable que quiere seguir jugando. Y quiere seguir porqué está ganando y cada día que pasa se acerca más al nivel de los tahúres con quien comparte mesa y cuyas caras de póker ve palidecer a medida que avanza la timba. Todos saben que cuando China se vea obligada a dejar de hacer trampas y siga creciendo más y mejor que el resto del mundo, estará ya al frente de la economía mundial.
La invasión de capital japonés que adquirió a golpe de cheque los rascacielos y las obras de arte más emblemáticas de occidente hace casi un par de décadas, será una nimiedad en comparación con la avalancha de fortunas chinas que ya están empezando a aterrizar a nuestro alrededor. Ese sí que va a ser un nuevo orden mundial y lo demás son mariconadas, con perdón de los Republicanos.

El aumento desde la pasada semana del impuesto a operaciones con acciones desde el 0'1 al 0'3% ha motivado un descenso del 6'8% en un sólo día del CSI 300 Index, y ahora sólo gana un 90% en lo que va de año. A pesar de que es cierto que llueve sobre mojado por las declaraciones de Greenspan, creo que todavía veremos algunas semanas de altísima volatilidad esencialmente bajista que harán que la burbuja resultante sea mucho más fiable y por supuesto muchísimo más interesante.
Ya en el año 97 el Partido aumentó dicho impuesto del 0'3 al 0'5%, y en aquel entonces el retroceso de los mercados fue de hasta un 30% en los siguientes cuatro meses. En cambio, el pasado 27 de febrero el índice compuesto de Shanghai perdió un 8'8% ante los rumores de medidas gubernamentales contra la especulación (sic), pero al cabo de un mes volvía a superar máximos históricos. Evidentemente la China de hoy en día, y sobre todo la visión que tenemos los inversores respecto a esta economía es muy, pero que muy distinta. Dudamos que lleguemos a ver una burbuja un 30% menos hinchada, aunque preferimos decir, un 30% más interesante.
Creemos sinceramente que hay demasiados ojos e intereses mirando hacia ese país como para que no se acelere la recuperación de dichos mercados hasta niveles vertiginosos. Pero sobre todo, y para nosotros más importante, el background existente en la economía de Great China es una auténtica garantía de mercado alcista durante al menos unos cuantos años. Por eso sea bienvenido este "desplome" según lo han definido la mayoría de cronistas económicos internacionales.
Vamos a mojarnos públicamente: por nuestra parte recomendamos a nuestros clientes sobreponderar los fondos basados en Greater China hasta un 20 o 25% respecto al total de inversión en RV internacional.
Estamos hablando de la renta variable. Es decir, aquí y ahora es cuando podemos consumir la cuota de riesgo que se adapta a nuestro perfil y estructura de cartera patrimonial, no más, pero no menos.
Sin embargo, recordamos: las situaciones internacionales como esta permiten que la porción que hayamos destinado al riesgo trabaje a pleno rendimiento. Pero eso no significa que debamos incrementar dicha porción en detrimento de la parte de nuestro patrimonio invertida en activos inmobiliarios y sobre todo en renta fija.
Creemos que la RV de la Gran China nos puede dar muy buenos resultados durante unos cuantos años después de un saneamiento necesario, pero no nos olvidemos que en la bolsa hay que tener un pulso firme pero ir con humildad. Gestionar el riesgo y mantener estructuras conforme a nuestros objetivos vitales son las claves para seguir disfrutando de nuestra riqueza con el tiempo corriendo a nuestro favor.

11 comentarios:

Oscar Sospedra dijo...

De acuedo con que la bolsa China nos puede dar todavía alegrias. Aunq la sobrevaloración actual es más que evidente. El asunto es que ahora es el momento de bucar empresas q estén más cerca del consumo que de la inversión en bienes de capital. Como por ejemplo ropa o alimentación, incluso coches.

Anónimo dijo...

¿Cómo va a dar más alegrías con un 250% en 18 meses??? Ni sectores ni empresas que valgan. Por patas...

luis dijo...

Las bolsas chinas ya han dado indicios de que algo se avecina, las bolsas se adelantan a los hechos futuros, esto nos da una idea de que la economia real podria sufrir algo ni consumo ni bienes de capital, hay que emprender la retirada.

=============================0
http://www.bolsaber.net

Anónimo dijo...

Bueno,bueno, mucho pesimismo veo yo, así que por opinión contraria....jeje.

Lo primero es lo primero, os leo desde hace unas semanas y me parece un blog excelente y la verdad, aportáis cosas que no las he leído en otro sitio.
Y lo segundo, respecto al artículo no se que os parecerá en vez de los fondos que hablais un ETF de china,FXI, constituido en un 60% por bancos, petroleras, telecos.En fín igual es buena idea esperar necesaria corrección y meternos aquí y seguro que tenemos comisiones más bajas.¿Qué pensáis?

Un saludo.
Oscar.

Gurús Mundi dijo...

Por supuesto que las empresas vinculadas al consumo tienen el mayor rally por delante, pero los chinos también "consumen" cada día más especulación en bolsa, o sea que el rally alcista potencial creo que lo tiene todo el mercado de Greater China entero. Incluso los sectores más especulativos.
En cuanto a que las bolsas se adelantan a los hechos futuros no estoy tan seguro, creo que las bolsas son los hechos en si mismos, y por supuesto son eficientes. Otra cosa son los efectos en cadena que pueden sucederse de oriente a occidente, pero 1.300 millones de personas pueden con mucho más de lo que imaginamos.

Oscar Sospedra dijo...

Si las bolsas fueran eficientes no podríamos batirlas a largo plazo. Y creo que eso se ha demostrado q si es posible.Si bien la especulación es más que evidente eso no significa que no existan algunas empresas que se hayan quedado atrás.Además la economía real no es lo mismo q la especulación o el movimiento de fondos a corto plazo pero la economía real pone a largo plazo las cosas en su sitio, puesto que lo que compramos en bolsa son los beneficios futuros.

Lo que digo es que en picos de ciclo es mejor estar en empresas de consumo como alimentación o incluso distribución, puesto la gente no va a dejar de consumir leche o arroz, tampoco dejará de comprar papel higiénico o maquinitas de afeitar desechables.Se trata e productos de consumo diarios y básicos que la gente no deja de consumir, por motivos obvios.

En cambio las empresas si van a invertir menos en maquinarias o marketing.Y las familias probablemente pospongan la compra de un ordenador para otro año.

Gurús Mundi dijo...

Bueno, no sé si el Óscar anónimo es el mismo Sospedra o no. Intento comentar todo a la vez. Si quieres índice Xinhua 200 puro y duro un ETF es más barato, evidentemente, pero quizás te pierdas algo de oriente interesante. Son infinitamente más baratos y ágiles que los fondos tradicionales, pero no creo que sean las herramientas adecuadas para inversión estratégica a medio y largo en algo que se nos escapa tanto por distancia y dimensión.
En cuanto a seleccionar los sectores relacionados con el consumo estoy de acuerdo desde el principio, sólo quería decir que en el caso de China no resultará tan necesaria esta selección porque el incremento de la demanda de especulación en bolsa interna es estratosférico.
No sé si cuando hablas de batir las bolsas te refieres a ganar dinero con ellas a largo. Si es así, tal y como bién dices la economía real pone las cosas en su sitio, y los mercado son tan eficientes que también nos permiten crecer en beneficios conjuntamente con el crecimiento de la economía mundial. Pero no sé si te referías a eso.
Ah, y como coautor del blog os agradezco todos vuestros comentarios, aunque esta entrada en concreto sea de Global Counsellor, la suscribo fielmente.

Anónimo dijo...

Efectivamente, soy otro Oscar. Respecto a tu respuesta entiendo que es positivo estar en un fondo especializado en el entorno en cuestión y en cambio el ETF, pues quizás no esté tan diversificado aunque como tú has dicho, "el rally alcista potencial creo que lo tiene todo el mercado de Greater China entero", vamos que si sube pues subirá todo en + ó - medida. Lo de "pero no creo que sean las herramientas adecuadas para inversión estratégica a medio y largo " no me ha quedado tan claro, supongo que te refieres a que son más especulativas o que tienen + volatilidad.

Oscar.

Gurús Mundi dijo...

No, no. Me refiero a que la Estrategia debe ser algo más que seguir simplemente un índice, y si rebuscas puedes encontrar fondos muy diversos que estratégicamente se adapten a tu visión de la economía internacional y perfil. Evidentemente si no lo encuentras, o de forma complementaria, te debes hacer tu propio traje a medida con ETFs o cualquier otro producto que vaya dando forma a tu cartera. También es cierto que se pueden tener posiciones estratégicamente muy complejas sin pasar por ningún fondo si le dedicas el tiempo necesario a tus inversiones, pero no es lo más habitual
Salud!

Cachilipox dijo...

Hay una razón muy clara para apostar estratégicamente por China (y no solo coyunturalmente durante unas semanas o unos meses).

Esa razón se menciona de refilón en parte de los anteriores comentarios, pero no se entra a analizar las posibles consecuencias: El Consumo Chino.
China está recién empezando una fase de alto consumo. De todos los agregados de un PIB (Producción, inversión pública, privada, etc.), el agregado que más fuerza tiene es el Consumo.
China recién acaba de poner ahora en marcha el turbo.

Por otro lado, para consumir hace falta pagar. Eso actualmente se hace con dinero, con una moneda, una divisa. Es consenso económico (y creo que no hay mucho que discutir) que la divisa china, el Yuan, está bastante devaluada. Y esto por razones de control político, no por libre cambio del mercado.

Para financiar-alimentar el agregado consumo, muy probablemente el yuan irá revaluandose.

Así que tenemos dos datos: PIB encendiendo el turbo, y expectativas razonables de revaluación de la divisa local.

Lo que desconozco es cual puede ser el mecanismo más razonable, o prudente, pues es cierto que el índice de la bolsa de Shangai está algo revolucionado. Un Fondo de Private Equity para empresas chinas no cotizadas me parecería más adecuado, pero creo que no existen.

Oscar Sospedra dijo...

Me referia a batir los indices de economías desarrolladas como Dax, Ibex, CAC, S&P500, Eurostoxx50 etc