martes, 12 de junio de 2007

El apasionante mundo de las OPAs

Esta vez os voy a copiar un artículo de nuestro amigo Pau de BlogoEmpresa que no tiene desperdicio, leed y disfrutad:


No, no me voy a poner a cantar. Lo hago muy mal, y, además, a mí el Koala nunca me llegó a entusiasmar. Lo que voy a intentar es explicaros qué es eso de una OPA y el porqué de que los telediarios dieran la brasa día tras día con el asunto.

Una OPA es, ni más ni menos, que una Oferta Pública de Adquisición. Con esto, sé que no os he aclarado un carajo, pero poco a poco. Con un ejemplo lo vais a entender de puta madre.

“La empresa Jóvenes Rumanas SA cotiza en Bolsa, y tiene 100 acciones. El párroco del pueblo ha decidido hacerse con el control del burdel, pues no le hace gracia que las señoritas que allí trabajan no le quieran atender por su condición eclesiástica. Las acciones las poseen los 100 vecinos del pueblo, una cada uno, y el párroco deberá lanzar una OPA para hacerse con el control de las acciones. Para evitar desigualdades, y que a unos se les ofrezca más dinero que a otros y los socios se vean perjudicados, la Ley establece que el cura deberá ofrecer la compra de todas las acciones a todos y cada uno de los socios, y hacerlo además ofreciendo la misma cantidad por cada acción.

Pero el párroco no necesita comprarlas todas. Sólo necesitará el 25% para que su participación sea significativa, y el 50% para ser mayoritaria. En cualquiera de los dos casos, a efectos legales deberá lanzar una OPA.

Si la OPA cuenta con el beneplácito de la cúpula directiva, en este caso las propias rumanas, que la habrán aprobado, se llama amistosa, pero si por el contrario se hace sin el consentimiento de las guarrillas, se considera hostil.

A grandes rasgos, esto viene siendo una OPA. Quizá ahora comprendáis la importancia del asunto. Comparad el caso con lo que ocurrió con Endesa.

Gas Natural quería hacerse con la eléctrica más importante de España, y lanzó una OPA hostil que al gobierno le pareció bien. La empresa alemana Eon, también interesada, llegó a un acuerdo con Endesa y lanzó una OPA amistosa, ofreciendo más dinero por acción y asegurando inversiones y el mantenimiento de los puestos de trabajo. Eon, a mi entender, hizo lo que tenía que hacer y cumplió la Ley. Pero al gobierno no le interesaba que la compañía eléctrica más importante de España fuera a parar a manos de los alemanes, que son muy eficientes y nos pueden dejar mal, así que fue poniendo pegas, hasta que Gas Natural y la italiana Enel se unieron e igualaron la oferta de Eon. Tendrían que haberla superado, pero el gobierno dijo que así estaba bien, y que preferían darle la mitad a los italianos, y no entera a los eficientes alemanes.

No hace falta, que diga que estuvo muy mal lo que hizo ZP, y que iba en contra de la libre competencia, aunque fuera en interés del país. Es lógico que luego la UE le diera unos cachetes en el culo. El resultado es que ahora nos llevamos regular con Alemania, y Angela Merkel quiere convencer a Nicolás Sarkozy de que no nos ajunte. Cosa mala ésta, ya que encima el Sarkozy es amiguete de Rajoy. Total, que nos llevamos regulero con Alemania y Francia, que son el motor económico de Europa. Pero, en Italia, el mafioso de Berlusconi quizá invite a ZP a jugar al póquer y le enseñe a amañar partidos.

Por cierto, al final el cura consiguió hacerse con el control de Jóvenes Rumanas SA, pero las trabajadores decidieron abandonar la empresa y aceptar la oferta del pastor del pueblo vecino, para fundar Rumanas Reunidas SLL. Al final, el cura tuvo que seguir dándole al manubrio solo, y encima los feligreses le han cogido tirria.

4 comentarios:

Alberto dijo...

Pues sinceramente, pese a que me parece que el articulo aclara mas o menos las cosas a la gente que no sabia una OPA me parece penoso que se carge directamente contra la iglesia de forma gratuita y con esa poca falta de respeto que solo puede salir de una persona sin educacion ninguna, y esto se lo dice un "chico" de 22 años, siento verguenza ajena del comportamiento de algunas personas

Gurús Mundi dijo...

Siento que te haya ofendido esta visión humorística y desenfadada de la vida cotidiana rural aplicada al mundo de las altas finanzas.
Estoy de acuerdo contigo en que la Iglesia debería ser algo que no se relacionara con la corrupción, con los abusos sexuales, con la doble moral, con la falsa castidad, etc... Pero lamentablemente la realidad es otra. La relación histórica de la Iglesia y todos los males a los que te he hecho referencia, es un hecho. Creo que la buena educación del autor ha dado un matiz amable y divertido a unos dramas y traumas reales que desgraciadamente ha protagonizado una iglesia que debe avergonzarse de una parte (no toda) de su historia.
Dicho esto, creo que debemos hablar de economía y finanzas en un blog como este y evitar susceptibilidades que no nos llevan a nada.
No te enfades por eso, hombre, que hay cosas peores en esta vida que un comentario gracioso en un blog.

Fernando López de Ayala dijo...

Creo que Alberto no es el único que se ha sentido ofendido por "la parabola" de mal gusto incorporada en su blog.

Comparto totalmente su opinión ya que creo que no hace falta ofender a nadie para explicar en que consiste una OPA.

En cuanto a su afirmación "Pero lamentablemente la realidad es otra. La relación histórica de la Iglesia y todos los males a los que te he hecho referencia, es un hecho", considero que, además de desafortunada, es rotundamente falsa.

Que existan miembros corruptos e inmorales en la Iglesia, como en la sociedad en general, no debe hacernos afirmar que la corrupción y la inmoralidad son hechos generalizados.

Sigamos hablando de finanzas...

Gurús Mundi dijo...

Me siento muy halagado cuando veo que nuestro humilde blog es seguido por más y más lectores cada día. Además estoy convencido de que la discrepancia o la concordancia de los comentarios con las entradas que posteamos no hacen mas que enriquecerlo y darle mayor diversidad. Por lo tanto le agradezco su comentario muy sinceramente, a la vez que, en este caso, discrepo con Ud. y con el anterior comentario de Alberto. Permítame pues que modere su adjetivo de "rotundamente falso" por el de opinable. Le reconozco que la existencia de miembros corruptos e inmorales en la Iglesia no significa que sean hechos generalizados, de la misma manera que por ejemplo la existencia de delincuentes entre los millones de inmigrantes que hay en España, tampoco nos puede llevar a la afirmación de que la delincuencia esté generalizada entre los extranjeros de este país.
De todas formas le reitero mi agradecimiento por su interés en nuestros comentarios financieros y por sus discrepancias incluso en temas no económicos.