viernes, 18 de abril de 2008

Hoy hace un año...20 de Abril del 2007.

Esta aventura filantrópica a la que dimos forma de blog ya hace un año, se ha convertido en una de nuestras mayores satisfacciones. En estos 12 meses hemos atendido centenares de consultas vía correo electrónico que han derivado la mayoría de veces en conversaciones telefónicas, sin duda, muy útiles y provechosas.

Nos gustaría desde la perspectiva de un año de andanza conjunta con nuestros lectores, poder repasar a modo de revival algunos artículos de justo un año antes. Evidentemente no todos se mantendrán vigentes, pero nos gusta el reto de releer a toro pasado las reflexiones y recomendaciones que dimos 12 meses antes. Sinceramente pensamos que puede ser aleccionador para todos, incluidos nosotros, por supuesto. De hecho, si realizamos esta relectura con otros artículos de analistas y asesores, generalmente la mayoría de textos soportan muy, pero que muy mal el paso del tiempo. Haced la prueba y lo comprobaréis, a veces resulta hasta tristemente divertido tratándose de consejos económico-financieros. También nos parece muy interesante releer vuestros comentarios ad hoc, aunque en este primero todavía no los hubiera (quizás no habían ni siquiera muchos lectores:), ya que este blog filantrópico que confeccionamos conjuntamente día a día, es esencialmente de todos y para todos. Por ello, creemos que también serán muy interesantes vuestros comentarios y críticas actuales a las reflexiones que hicimos hace 12 meses.

En este primer revival, encontramos nuestra reflexión acerca de la importancia de comenzar a invertir y diseñar la progresión de nuestro patrimonio a largo plazo, a una temprana edad. Cuanto antes mejor. Además también advertíamos ya hace exactamente un año de los peligros del endeudamiento abusivo a nivel personal. Hoy a nadie ya se le escapan los resultados tan nocivos que este endeudamiento ha causado en las personas y en la Economía global.

Sin más, aquí va el link del artículo fechado el 20 de Abril del 2007 titulado:
A los 30 es demasiado tarde. O "Endéudate con moderación. Es tu responsabilidad."
Esperamos vuestras críticas y comentarios de lo escrito hace un año, desde la perspectiva que tenemos hoy. Seguro que resultará un ejercicio muy interesante.